20 de mayo de 2015

Frases After


¿Buenas Surfistas! Bueno a pesar de que no me gustó mucho el libro he decidido dejaros unas frases del libro.

- Hardin: No puede quedarse aquí.
- Tessa: ¿Por qué no? Creía que erais amigos.
- Hardin: Y lo somos, pero nadie se queda en mi habitación.

- Tessa: Lo siento. Lo siento.
- Hardin: ¿Qué es lo que sientes?
- Tessa: Haberte besado... No sé por qué lo he hecho.
- Hardin: Sólo ha sido un beso; la gente se besa sin parar.
- Tessa: Te importaría si esto no saliera de aquí?
- Hardin: Créeme, yo tampoco quiero que nadie se entere de eso.

- Hardin: ¿Te pones la alarma para asegurarte de que sólo te echas veinte minutos de siesta?
- Tessa: Pues sí, pero ¿a ti que más te da?
- Hardin: ¿Tienes un trastorno obsesivo-compulsivo o algo así?


- Hardin: Bueno, lo mio con Steph... fue divertido. Y sí, me acuesto con algunas chicas. Pero, ¿por qué iba importarte a ti, amiga?


- Tessa: Me pongo la alarma para muchas cosas; es una costumbre que tengo.
- Hardin: Vale, pues póntela para que hagamos algo divertido mañana después de clase.
- Tessa: No creo que mi idea de «algo divertido» coincida con la tuya.


- Hardin: No te tapes delante de mi jamás.
- Tessa: Es que...
- Hardin: No, ni quiero que te cubras, no tienes nada de lo que avergonzarte, Tess. Lo digo en serio, mírate.



- Tessa: Hardin, he rechazado la llamada. Voy a hablar con él de esto. Aunque no sé cómo ni cuando, pero será pronto, te lo prometo.
- Hardin: ¿Que vas a hablar con él de qué?
- Tessa: De todo esto. De Nosotros.
- Hardin: ¿Nosotros? No estarás diciéndome que vas a romper con él... por mi, ¿verdad?
- Tessa: ¿Es que... no quieres que lo haga?
- Hardin: Ya te he dicho que yo no busco una relación, Theresa.


- Hardin: Eres patética. ¿No ves que no te quiero aquí? No quiero que estés aquí para mí. Sólo porque me haya enrollado contigo no significa que quiera nada de ti. Pero aquí estás, y dejas al «majo» de tu novio, que sorprendentemente soporta estar contigo, para venir a verme e intentar «ayudarme». Eso, Theresa, es la pura definición de la palabra patética.


- Tessa: Hardin, de verdad, tengo que irme, no podemos seguir haciendo esto; no nos hace ningún bien.
- Hardin: Si que podemos.
- Tessa: No, no podemos. Tú me detestas y yo no quiero seguir siendo tu saco de boxeo. Me confundes. Me dices que no me soportas o me humillas después de que haya compartido contigo la experiencia más íntima de mi vida. Y al momento siguiente me besas y me dices que me necesitas. No me gusta la clase de persona en la que me convierto cuando estoy contigo, y odio sentirme como me siento cuando me dices cosas horrible.
- Hardin: ¿en qué clase de persona te conviertes cuando estas conmigo?
- Tessa: En alguien que no quiero ser, alguien que engaña a su novio y que llora constantemente.
- Hardin: ¿Sabes quién creo que eres cuando estás conmigo?
- Tessa: ¿Quiém?
- Hardin: Tu misma. Creo que eres la verdadera Tessa, y que sólo estás demasiado ocupada preocupándote por lo que los demás puedan pensar de ti como para darte cuenta.


- Hardin: Tú... haces que quiera ser buena persona. Quiero ser bueno por ti, Tess.


- Hardin: Me has entendido perfectamente. Haces que sienta... cosas que no hanía sentido antes. No sé como manejar esta clase de sentimientos, Tessa, así que hago lo único que sé hacer. Comportarme como un gilipollas.


- Hardin: Si te marchas detrás de él, esto se ha acabado.
- Tessa: ¿Que se ha acabado? ¿El qué se ha acabado? ¿Que juegues con mis sentimientos? ¡Te odio! No se puede acabar algo que nunca ha empezado.


- Hardin: ¿Qué? Es verdad, Me gusta tu ropa nueva, pero no necesitas tanto maquillaje. Las chicas normales llevan toneladas de maquillajes para estar tan guapas como tu sin él.


- Tessa: ¿Puedo acostarme ya?
- Hardin: Sólo si nos acostamos juntos. Me refiero a dormir, en la misma cama, claro.


- Hardin: Intento decirte que... que quiero ayudarte, y te doy la mano, pero no sirve de nada... Tú sigues sin pillarlo. Ya no sé que más hacer.
- Tessa: ¿Pillar qué? ¿Qué es lo que no entiendo, Hardin?
- Hardin: Que te deseo. Más de lo que he deseando nada ni a nadie en toda mi vida. Sé que tú no... que tú no sientes lo mismo, pero...


- Hardin: Y ¿ahora qué? ¿Vas evitarme durante otra semana? Ambos sabemos, que, para cuando llegue el fin de semana que viene, volverás a estar en mi cama.


- Hardin: Dime que no sientes lo mismo que yo y me iré.
- Tessa: No siento lo mismo.
- Hardin: Sí que lo sientes. Sé que sientes lo mismo.
- Tessa: No, Hardin, y tú tampoco. ¿De verdad creías que me lo iba a tragar?
- Hardin: ¿No crees que te quiero?
- Tessa: Pues claro que no. ¿Me tomas por imbécil?
- Hardin: Tienes razón.
- Tessa: ¿Qué?
- Hardin: Tienes Razón, no siento lo mismo. No te quiero. Sólo estaba añadiendo dramatismo a todo el asunto.


- Hardin a Tessa: ¿Te acuerdas cuando me preguntaste a quién quería más en el mundo? […] A ti. Tú eres la persona que más quiero en el mundo


- Tessa: Yo también te quiero.
- Hardin: No digas también.
- Tessa: ¿Y eso por qué?
- Hardin: No lo sé... Me hace sentir como si simplemente me estuvieras siguiéndome la corriente.


- Hardin a Tessa: Si alguien me hubiera dicho que iba a vivir contigo, o salir contigo, hace dos meses, me habría partido de risa en su cara... O se la habría partido de una hostia... Cualquiera de las dos cosas.



- Tessa: ¡Lo has estropeado todo! Te has llevado algo que no te pertenecía, Hardin. Era para alguien que me quisiera, alguien que me quisiera de verdad. Era suyo, fuera quien fuese, y tú se lo has robado... ¿por dinero? Me he peleado con mi madre por ti. ¡Lo he dejado todo! Tenía a una persona que me quería, alguien que jamás me haría el daño que tu me has hecho. Eres un ser repugnante.

2 comentarios:

  1. Me han gustado mucho las frases. Pero por que no te ha gustado el libro?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...