24 de diciembre de 2016

Frases Cazadores de Sombras - Ciudad de Cristal


¡Buenas Surfistas! Hoy me he animado y he decidido traeros una recopilación de las frases que tengo marcadas del tercer libro de la saga Cazadores de Sombras así que espero que las disfrutéis.

Contiene Spoilers del Libro

Jace: Tú no vas a ir. Aunque tenga que atarte y sentarme encima de ti hasta que esté demencial capricho tuyo se te pase, no vas a ir a Iris.

Jace: Es cierto; creé un puñado de guerreros repudiados, hice que atacaran el Instituto y mataran a Madeleine y casi acabaran con el resto de nosotros simplemente para poder mantener a Clary en casa. ¡Y quién lo iba a decir, mi diabólico plan funcionó!

«No has visto nunca una ciudad hasta que has visto Alacante, la de las torres de cristal»

Jace: No lo sabía. Sé que no me creerás pero pensaba que te decía la verdad.
Simon: O estás mintiendo o eres estúpido...
Jace: Entonces soy estúpido.
Simon: … o ambas cosas. Me siento inclinado a pensar que ambas
Jace: No tengo motivos para mentirte. No ahora. Y deja de enseñarme los colmillos. Me están poniendo nervioso.
Simon: Estupendo. Si quieres saber el motivo, es porque hueles a sangre.
Jace: Es mi colonia. Eau de Herida Reciente.

Clary: Dijiste que querías ser sólo mi hermano a partir de ahora.
Jace: Mentí. Los demonios mienten, Clary. Ya lo sabes, hay algunas clases de heridas que puedes recibir cuando eres un cazador de sombras… Heridas internas producto del veneno de demonio. Ni siquiera sabes qué es lo que te sucede, pero te desangras internamente poco a poco hasta morir. Eso es ser sólo tu hermano.
Clary: Pero Aline...
Jace: Tenía que intentarlo. Y lo hice. Pero Dios sabe que no quiero a nadie excepto a ti. Ni siquiera quiero querer a alguien que no seas tú. Ahora al menos conozco el motivo.
Clary: Yo tampoco quiero a nadie que no seas tú.

Magnus: Tu ciudad está´siendo atacada. Las salvaguardas no funcionan y las calles están repletas de demonios. ¿Y tú quieres saber por qué no te he llamado?
Alec: Sí, quiero saber por qué no me devolviste las llamadas.
Magnus: Eres un idiota.
Alec: ¿Por eso no me has llamado? ¿Porque soy un idiota?
Magnus: No. No te he llamado porque estoy cansado de que sólo me quieras ver cuando necesitas algo. Estoy cansado de verte enamorado de otra persona… de alguien, por cierto, que jamás te devolverá ese amor. No como yo te amo.
Alec: ¿Me amas?
Magnus: Nefilim estúpido. ¿Por qué crees que otra cosa iba a estar aquí? ¿Por qué otro motivo habría pasado las últimas semanas remendando a todos tus imbéciles amigos cada vez que los hieren y sacándote de cada situación ridícula en la que te metes? Por no mencionar el ayudarte a ganar una batalla contra Valentine. ¡Y todo totalmente gratis!

Sebastian a Jace: Tu herma. ¿Lo es? Porque vosotros dos no actuáis como si lo fuerais. ¿Pensáis que los demás no se dan cuenta del modo en que os miráis? ¿Creéis que ocultáis lo que sentís?¿Creéis que nadie piensa que es antinatural? Lo es.

Simon: ¿Qué hay de Isabelle? ¿Dónde está?
Jace: No quiere salir de su habitación. Cree que lo que le sucedió a Max fue culpa suya. Ni siquiera ha querido venir al funeral.
Simon: ¿Habéis intentado hablar con ella?
Jace: No. Hemos optado por darle puñetazos sin parar. ¿Crees que funcionará?
Simon: Sólo preguntaba.

Jace: No es malo, y no es ninguna noticia. Es todo lo contrario. Es algo que siempre he sabido, y tú… Tú probablemente, también lo sabes. Dios sabe que no lo he ocultado demasiado bien. Lo que ha pasado… es que he comprendido algo.
Clary: Jace. Jace, no tienes que…
Jace: Intentaba ir… a alguna parte. Pero no hacía más que verme arrastrado de vuelta aquí. No podía dejar de andar, no podía dejar de pensar. Sobre la primera vez que te vi, y cómo después de eso no podía olvidarte. Quería hacerlo, pero no podía. Obligué a Hodge a que me dejara ser quien fuese en tu busca y te llevara de vuelta al Instituto. E incluso entonces, en aquella estúpida cafetería, cuando te vi sentada en aquel sofá con Simon, incluso entonces aquello me dio la impresión de que no era lo que tenía que ser, que… debería ser yo quien estuviese sentado contigo. Quien te hiciese reír de aquel modo. No podía librarme de aquella sensación. De que debería ser yo. Y cuanto más te conocía, más lo sentía; jamás me había sucedido algo así antes. Cuando había querido a una chica y había conseguido conocerla, a continuación ya no me había interesado saber más de ella, pero contigo el sentimiento simplemente se hizo más y más fuerte hasta esa noche cuando apareciste en Renwick y lo supe.
»Y luego averiguar que el motivo de que sintiera de ese modo… como si fueses una parte de mí que había perdido y que jamás había sabido que me faltaba hasta que volví a verte… que el motivo era que eras mi hermana; pareció una especie de chiste cósmico. Como si Dios me estuviese escupiendo. Ni siquiera sé por qué; por pensar que realmente podía conseguir tenerte, que era merecedor de algo así, de ser tan feliz. No podía imaginar qué era lo que había hecho para recibir ese castigo…
Clary: Si tú estás siendo castigado, entonces también se me castiga a mí. Porque todas esas cosas que sentías, las sentí también, pero no podemos… tenemos que dejar de sentir eso, porque es nuestra única posibilidad.
Jace: Nuestra única posibilidad ¿de qué?
Clary: De poder estar juntos. Porque de lo contrario no podremos estar jamás el uno cerca del otro, ni siquiera en la misma habitación. Y no lo podré soportar. Preferiría tenerte en mi vida aunque fuese como un hermano que no tenerte en absoluto…
Jace: ¿Y se supone que tengo que quedarme ahí sentado mientras tú sales con chicos, te enamoras de otro, te casas…? Y entretanto, yo moriré un poco más cada día, observando.
Clary: No. Para entonces y a no te importará.

Clary: Por favor. Si no decimos nada, si fingimos…
Jace: No hay modo de fingir. Te amo, y te amaré hasta que me muera, y si hay una vida después de ésta, te amaré también entonces.

Jace: Ya te dije que no podía dormir. Cuando llegue la medianoche de mañana estaremos o bien en guerra o bajo el gobierno de Valentine. Ésta podría ser la última noche de nuestras vidas, nuestra última noche normal y corriente. La última noche en que nos vamos a dormir y despertaremos tal y como hemos hecho siempre. Y en todo lo que podía pensar era en que quería pasarla contigo.

Nota de Jace: «A pesar de todo, no puedo soportar la idea de que este anillo se pierda para siempre, como tampoco puedo soportar la idea de dejarte para siempre. Aunque no tengo elección sobre lo uno, al menos puedo elegir sobre lo otro» .

Simon: Así que, técnicamente, incluso aunque Jace no está emparentado contigo, sí que has besado a tu hermano.

Sebastian: Podía oír el latido de tu corazón. Cuando me observabas con Valentine. ¿Te molestó?
Jace: ¿Que parezca que estás saliendo con mi papi? Eres un poco joven para él, si he de serte sincero.

Clary: [...] El Ángel te ha traído de vuelta.
Jace: Porque tú se lo has pedido. Podías haber tenido cualquier cosa en el mundo, y me has pedido a mí.
Clary: Pero yo no quiero ninguna otra cosa en el mundo.

Jace: ¿Ésta es la parte en que me dices que si le hago daño me matarás?

Simon: No. Si le haces daño a Clary, ella es totalmente capaz de matarte por sí sola. Posiblemente, con gran variedad de armas.


¿Os han gustado? ¿Tenéis alguna favorita? 

¿Cuál os ha gustado más?
Decidme :D 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...